Carlos comienza el relato:

“S0n las 9:47 am estamos observando una manada de cuatíes muy cerca de nosotros, están comiendo madroños y manzanillas, es una manada muy grande, la mayoría de ellos jóvenes, son aproximadamente 30 ejemplares.

A las 11:35 am se observa una pareja de águila real, están volando  muy cerca del punto de observación. comienzan a cazar, el macho vuela adelante, la hembra vuela unos 50 metros detrás del macho y ya no regresan, creemos que nos ubicaron.

Al parecer esta pareja ya eligió el nido que va a utilizar durante esta temporada de anidación, este nido tiene ramas nuevas.

Se escucha el canto del águila entre los trinos de algunas otras aves, es muy motivante escucharla cuando suena el cuau-cuau-cuau. El macho canta cerca de nosotros y la hembra le contesta de un poco más abajo.

“Llega el macho, está realizando una acción nunca antes observada, está totalmente echado  abriendo las alas para tomar el sol ahí permanece por cuatro minutos aproximadamente; estoy realmente asombrado porque lo mire realizar  esta nueva acción; después  vuela y comienza a elevar”..

La hembra corta ramas y las acomoda en el nido, lo esta armando para la próxima reproducción.

Tiempo después observan que la hembra ha empezado el proceso de incubación.

Carlos y Luis quien le ayuda en su ardua labor, han pasado todo el mes observando las parejas que van y vienen.

Anuncios